¡Hola a todas y a todos!

¿Como estáis? Yo con el estreno de mi blog, ¡encantada y emocionada!

“Lo que más te hace falta en el mundo es lo que tú has venido a darle” (Alejandro Jodorowsky) 

Espero que lo que os cuento, os llene de energía positiva y os ayuden y motiven mis palabras, como a mi me han ayudado y me siguen ayudando, las de tantas personas a las que admiro y de los que os contaré alguna de sus historias, que me han dejado una huella, muy positiva.

Me hace una tremenda ilusión, comenzar hoy esta andadura, que me lleva a desarrollar mi vocación de escribir, de comunicar y me permite expresar lo que llevo dentro y lo que he aprendido con esfuerzo, para superar momentos, que todos tenemos, donde la motivación cae y la autoestima también y hay que sacar la fuerza de dentro, para ir por otro camino y no esperar ni un minuto, en esa estación. 

Por mi experiencia, quiero convenceros, como lo estoy yo, de que la felicidad no es algo inalcanzable o de muy pocos momentos de la vida, sino que es una obligación que tenemos todos los seres humanos desde que nacemos.

Me encanta animar a la gente y siempre he tenido facilidad para hacerlo, porque las palabras verdaderas y de corazón sazonadas de amabilidad siempre calan y siempre alegran, hasta en las situaciones mas delicadas.

Yo sufro migrañas espantosas, desde los 20 años, que me incapacitan totalmente varios días seguidos y me dejan KO, como podéis imaginar y tengo que resurgir de mis cenizas como el ave fénix y entre tanto lidiar con la vida para poder atender a mis hijos que son mi prioridad fundamental.

Os cuento esto, para que podáis ver que, no hablo de oidas, sino que todo lo que os cuento, lo aplico y tengo experiencia de que funciona y lo sigo aplicando, porque la vida es un continuo aprendizaje.

Para ello, hay que tener muchas cosas en cuenta y la primera es saber: que el pasado no se puede cambiar, por lo tanto, no hay que dar vueltas a los fracasos y es bueno tratarlos como un aprendizaje y el futuro está por llegar y es totalmente incierto, así que para que sufrir por él.

Nos olvidamos de que el presente es lo que tenemos y no lo saboreamos y eso no lo podemos permitir, porque estamos sobreviviendo, en vez de viviendo y no disfrutamos de la vida.

Para trabajar el aquí y el ahora os recomiendo el mindfulness para lo que os dedicaré un post entero.

Como cita el Dr Rojas, afamado psiquiatra, al que admiro, al igual que a su hija Marián: Don Quijote dice en Las bodas de Camacho que «la felicidad no está en la posada, sino en medio del camino».

Espero que os guste lo que os relato y me sigáis para poder contaros más cosas.

Un beso enorme

¡Feliz día!

Anuncios